IMagen ofensiva abortos

La ofensiva anti aborto se expande a nivel mundial

Imagen de mama embarazadaLa libertad sexual y reproductora que existe hoy en día en los países desarrollados se ve fuertemente amenazada por grupos que promueven actitudes represivas contra el derecho al aborto, contra el uso de los anticonceptivos y contra la educación sexual. Estos grupos están respaldados por partidos políticos conservadores y se teme que sus protestas y propuestas avancen y puedan provocar pérdidas de derechos y libertades.

La ofensiva anti aborto amenaza las libertades sexuales

El largo camino recorrido en cuanto a la venta y distribución de anticonceptivos, en cuanto a la legalización del aborto y la educación sexual en los colegios se ve recortado en la actualidad por grupos conservadores que rechazan el aborto y la contracepción y abogan por la abstinencia sexual como método anticonceptivo.

Durante la década de los 90, tanto el aborto como el uso de anticonceptivos estaban aceptados por casi la totalidad de la población tanto de Estados Unidos como de Europa. Sin embargo, en la actualidad, debido a políticas conservadoras y derechistas y a los grupos en contra del aborto en cualquier circunstancia, que manifiestan claramente su rechazo a las libertades y derechos sexuales y reproductivos, se ha producido una regresión que avanza de forma notable en los países desarrollados. En el caso de Estados Unidos, ya el 50% de la población se declara en contra del aborto. Estos grupos Provida abogan por la abstinencia sexual, que debe comenzar a ser promovida en la escuela, y por la defensa la vida, que según argumentan, comienza en el mismo instante en que el óvulo es fecundado. Estas corrientes anti aborto están provocando movimiento entre los gobiernos de diversos países. Es el caso del gobierno de España, que aprovechan los recortes en Sanidad para plantearse una modificación de la ley del aborto.

El Ministerio de Sanidad, dirigido por Ana Mato, anunció durante el pasado mes de mayo que pretende dejar de financiar con dinero público las interrupciones voluntarias de embarazos que no sean por criterio médico. Desde 2010 en España cualquier mujer puede abortar de forma voluntaria hasta la semana 14 de gestación sin la condición que Mato pretende aplicar. Otros países están sufriendo los mismos brotes anti aborto. Hungría, que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 18, no ha modificado su ley, pero sí ha introducido un nuevo artículo en su Constitución en el que aclara que la vida comienza desde la concepción.
Rusia, con el fin de reducir los abortos, obliga a las mujeres embarazadas a escuchar el latido del feto entre la sexta y la octava semana de gestación. Por su parte, los suizos han votado una propuesta para que el aborto deje de estar financiado con dinero público. Esta corriente ya ha penetrado en toda Europa de mano del eurodiputado Jaime Mayor Oreja, que ha propuesto la recogida de un millón de firmas para evitar que la Unión Europea financie proyectos para la interrupción voluntaria del embarazo en el ámbito de cooperación internacional.

Los grupos Provida

Los grupos Provida están presentes en todo el mundo. En España están representados por Derecho a Vivir, El Foro Español de la Familia y Hazteoír, todas ellas de corte religioso. Defienden la familia natural, están en contra del aborto y rechazan los métodos anticonceptivos. Estos grupos reciben financiación de partidos políticos y entidades religiosas.